*

X

¿Cuáles son los 100 mejores libros de ciencia ficción y fantasía?

Arte

Por: pijamasurf - 08/04/2011

Vota por tu top 10 de libros de ciencia ficción y fantasía y contribuye a la lista de la Radio Pública de Estados Unidos: lo mejor del género que mejor materializa la imaginación.

El sitio NPR, la radio pública de Estados Unidos, está realizando una votación para determinar los 100 mejores libros de ciencia ficción y fantasía jamás escritos. El público nominó cerca de 5 mil títulos, los cuales han sido reducidos a unas centenas por un panel de expertos. Puedes votar por tus 10 favoritos aquí. Evidentemente la subjetividad reina y hemos detectado un patrón: los autores clásicos  (como Julio Verne o H.G. Wells), no son tan recurrentes en las selecciones de los lectores actuales, autores de otras lenguas no aparecen (por ejemplo Boris Vian) y algunos otros como William Burroughs no son considerados dentro del género.

Nosotros ya votamos, pero 10 títulos no son suficientes por lo cual hemos compilado nuestro top 15, basándonos en las opciones dadas por los lectores de NPR:

VALIS, Phillip K. Dick

Illuminatus Trilogy, Robert Anton Wilson y Robert Shea

Infinite Jest, David Foster Wallace

Gravity's Rainbow, Thomas Pynchon

Neuromancer, William Gibson

Snowcrash, Neal Stephenson

Lord of the Rings, J.R. R. Tolkien

Watchmen, Alan Moore

Lords of the Light, Roger Zelazny

Dune, Frank Herbert

The Martian Chronicles, Ray Bradbury

The Unlimited Dream Company, J.G, Ballard

The Hitchhiker's Guide to the Galaxy, Douglas Adams

Childhood’s End, Arthur C. Clarke

A Scanner Darkly, Phillip K. Dick

Poetas ingleses se desnudan por una buena causa

Arte

Por: pijamasurf - 08/04/2011

Próximamente se pondrá en circulación un peculiar calendario en el que trece poetas ingleses posan desnudos frente a la lente de una mujer. Lírica erótica devuelta al cuerpo por una buena causa: reunir fondos para la investigación de la diabetes.

Pareciera que no solo en México los poetas contemporáneos están pasando de la marginalidad y su voluntario ostracismo creador a la vida pública y al compromiso social con situaciones de atención urgente. Próximamente en Inglaterra será lanzando un calendario en el que unos cuantos poetas posan desnudos con el fin de recabar fondos para el tratamiento y la investigación de la diabetes.

Victoria Bennett, poeta ella misma y cofundadora de Wild Women Press, tuvo la inquietud de hacer algo por los enfermos de diabetes tipo uno luego de que su hijo de dos años fuera diagnosticado con este mal. Además, para conjuntar esta idea con su profesión y también con la organización que impulsa y la cual está dedicada a apoyar la labor literaria de las mujeres, pensó en reunir a colegas suyos y fotógrafas para dar vida a este audaz proyecto.

El calendario consiste en trece poetas hombres (algunos de veintitantos años y otros sexagenarios) que posaron frente a la lente de igual número de fotógrafas —doce por los meses del año y el adicional “para todas esas cosas que nunca te da tiempo de hacer”. Sabemos que el patrón habitual en este tipo de productos basados en la exposición mercantilista del cuerpo es que sea la mujer la que se somete a la mirada mecánica de un hombre, sin embargo, Bennett propuso no solo invertir este modelo cultural para intentar no reproducirlo, sino también jugar un poco con la idea igualmente generalizada de la musa como mujer que dicta al poeta los versos que lo llevarán a la inmortalidad; en este caso se intenta sugerir la idea del “hombre musa” que inspira a la mujer detrás de la cámara.

Por si esto no bastara, los modelos tampoco se desnudaron así como así ni las fotógrafas se apresuraron a captar los efímeros cuerpos del poeta. Los actos de la desnudez y la fotografía se sustentan en un poema escrito para la ocasión por una poeta inglesa. De tal suerte que las imágenes resultantes son, por decirlo de alguna manera, la encarnación viva de un poema exclusivamente pensando para ese momento: palabra devuelta al cuerpo del que sale para convertirse en poesía.

El escenario de las imágenes fue Greta Hall, residencia campestre en la que habitaron dos de los más grandes poetas románticos ingleses, Robert Southey y S. T. Coleridge, y que actualmente funciona como hotel. Entre los poetas fotografiados se cuentan Antony Dunn (de 38 años), Alan Buckley (de 46) y Max Wallis (de 21); en cuanto a las fotógrafas se mencionan los nombres de Annabel Williams y Tamara Peel; las poetas convocadas para contribuir con su talento lírico son Wendy Cope, Penelope Shuttle, Moniza Alvi y Pascale Petite, entre otras.

En suma, una interesante comunión entre el cuerpo, la palabra y la imagen, sin olvidar, claro, al mundo terrenal: el dinero recaudado por la venta del calendario se donará íntegro a la investigación de la diabetes, además del que se consiga al subastar las trece fotografías originales.

 [The Guardian]