*

X

Esta interpretación “perversa” de la sonata más famosa de Mozart enseña por qué necesitamos arte en nuestra vida

Arte

Por: Juan Pablo Carrillo Hernández - 11/01/2016

La excentricidad de Glenn Gould y su antipatía por la música de Mozart se fundieron en esta síntesis expresiva de música absoluta

En ocasiones anteriores hemos hablado de Glenn Gould, el pianista canadiense que ganó notoriedad sobre todo en las décadas de 1980 y 1990 primero por sus singulares interpretaciones de la música barroca y clásica y, después, por la extravagancia de su personalidad.

En un momento en que la música estaba afectada de cierto romanticismo, cierta melosidad, Gould llegó a recordar que en la música pervive cierto espíritu que, dicho casi místicamente, debería sobrevivir y emerger incluso a pesar del ejecutante, es decir, como si la música pudiera exisitir en su naturaleza propia, absoluta, soberana, tal y como irrumpió en el mundo para rasgar el silencio para siempre.

En cuanto a su “extravagancia”, el pianista fue un poco como esos genios raros que a veces se caricaturizan por sus hábitos excéntricos. En el caso de Gould se ha hablado de sus antecedentes autistas, su dificultad para la socialización, su gusto por repetir ciertas prácticas (sentarse siempre en la misma silla, comer en las madrugadas siempre en el mismo merendero de Toronto, nunca dar la mano ni quitarse los guantes salvo para tocar el piano, etc.). El talento, a veces, viene envuelto en esta capa de extrañeza

El video que ahora compartimos forma parte de una entrevista que Gould dio para la BBC en 1966. En ella, entre otras cosas, el canadiense se pone al piano para emprender al aire lo que llama “una ejecución violenta” de la que sin duda es la sonata para piano más famosa del compositor que, por otro lado, también es bien reconocido incluso en el imaginario pop, Wolfgang Amadeus Mozart.

Gould interpreta algunos fragmentos de la "Sonata para piano No. 11" de Mozart, específicamente de su primer movimiento, el cual Mozart compuso en forma de tema con variaciones, es decir, que según los cánones de composición de su época, compuso un tema y a partir de éste realizó seis variaciones, sin perderlo. El movimiento en general está marcado en un tempo de “andante grazioso”, lo cual significa que la velocidad es más bien lenta, dulce, con ciertos toques de velocidad, y aunque a su vez cada una de las variaciones tiene su propio tempo, todas conservan esta intención.

Durante esta entrevista y también en la grabación que se conserva de esta sonata interpretada por Gould (de 1973), el pianista decide ignorar dichas indicaciones de velocidad y crear una ejecución “apostrófica”.

Es interesante, antes de seguir, notar cómo Gould se burla de la manera en que esta pieza sería interpretada “en Hollywood” según la descripción que hace el presentador. No con parsimonia, como lo hace al principio, sino más bien como si se tratase casi de un vals, cadencioso, luminoso, y al cual, como señala, lo único que le faltaría sería estar acompañado de cuerdas.

Gould –quien alguna vez afirmó que Mozart murió no muy pronto, sino muy tarde–, decíamos, ignora las indicaciones del tiempo y prefiere jugar mucho más con la velocidad. Comenzar con una lentitud inesperada y poco a poco va aumentando la velocidad, en cada una de las variaciones, hasta, finalmente, hacer algo “realmente perverso”: cambiar el adagio de la última variación por un allegretto casi barroco.

Y todo esto, ¿con qué propósito? Algo así como “entregar” todo el movimiento, darle una suerte de gradación basada en la intensidad que, según su premisa, haría a quien lo escuche apreciarlo mejor como un hecho estético incomparable, que podría suceder únicamente por la disposición armónica de los sonidos. En pocas palabras, aun cuando Gould no tenía mucha simpatía por la música de Mozart, con esta intervención de su genio intenta salvar esta sonata del manoseo con que habitualmente se le trata y devolverle su aura de obra de arte, su capacidad de conmovernos y expresar algo que entendemos sin entender, porque no podía decirse de otro modo.

También en Pijama Surf: 13 composiciones breves para piano que ya nunca saldrán de tu cabeza

 

Twitter del autor: @juanpablocahz

TOP: Las 10 mejores adaptaciones de cómics y novelas gráficas al cine

Arte

Por: pijamasurf - 11/01/2016

Un recorrido por las películas más sobresalientes inspiradas por el maravilloso arte secuencial, el noveno arte: el cómic

El cómic ha sido parte fundamental de nuestra cultura desde hace mucho tiempo. Ya sea a través de las tiras cómicas, las publicaciones quincenales o las novelas gráficas, todos hemos disfrutado y seguido las aventuras de numerosos personajes que han terminado por dar el salto del papel al celuloide. Aquí algunos ejemplos de las mejores adaptaciones cinematográficas traídas desde el mundo de las viñetas.

 

El gato Fritz

Uno de los grandes íconos de la contracultura norteamericana y creador del concepto comix, viñetas creadas como resistencia ideológica contra las grandes corporaciones, es Robert Crumb. Su trabajo ha inspirado a miles de dibujantes y guionistas que no limitan el cómic al mundo de las capas y los superpoderes.

Cuando Ralph Balkshi, director de la película, inició la adaptación de la serie de historias cortas del simpático y controvertido gato, Crumb jamás imaginó que el resultado lo llevaría a matar al personaje. La crítica no termina de estar de acuerdo. Un recorrido alucinante a través de los diversos movimientos contraculturales de la época (Hell’s Angels, Hippies, Blackpanters) o sólo una animación de mal gusto.

 

Scott Pilgrim vs The World

Esta peculiar aventura sobre un joven decidido a consquistar a la chica de sus sueños, Ramona Flowers, fue tomada de la serie de 6 novelas del canadiense Brian Lee O’Mailey. A lo largo de la historia Scott debe enfrentar a los exnovios de Ramona, uno cada vez más poderoso, bizarro y divertido que el anterior.

Para la adaptación en el cine se eligió como protagonista al actor Michael Cera, famoso también por su participación en la serie Arrested Development. Su director, Edgar Wrigth, es un visionario de la comedia con otras grandes películas como Hot Fuzz o World’s End.

La película conserva las abundantes referencias a la música y el cine además de algunos guiños a la gráfica original de su antecesora. Un romance entre adolescentes al ritmo del punk-rock.

 

Watchmen

Alan Moore es una figura mítica en el mundo del cómic. Nunca ha estado satisfecho con la transición de su obra al séptimo arte y es tanta su negación a participar de estas adaptaciones que no ha aceptado ni pago ni crédito por ellas.

Watchmen, escrita por Moore y dibujada por Dave Gibbons, narra la historia de un grupo de vigilantes separado durante un 1985 alternativo. El asesinato de uno de los exmiembros del grupo pone en marcha una investigación que pondrá a la luz un plan maquiavélico hecho en el nombre del bien.

A diferencia de otras películas de superhéroes, ésta entrega una historia compleja con personajes icónicos, contradictorios y entrañables. Su director, Zack Snyder, adapta esta gran novela gráfica, ganadora de premios de gran renombre en el mundo del cómic como el Eisner, Kirby y Hugo. Este director es famoso por sus múltiples (e infames) adaptaciones a novelas gráficas como 300 o Sucker Punch y, más recientemente, Batman vs Superman. Es uno de los directores recurrentes en proyectos de adaptación del universo DC. Watchmen es, por mucho, su mejor trabajo.

 

V de venganza

Otra adaptación al cine de la obra de Alan Moore, en esta ocasión junto al dibujante David Lloyd. Pese a que muchos proclaman (con cierta razón) la superioridad de sus historias en papel sobre sus adaptaciones cinematográficas, esta película se ha vuelto un clásico de nuestra época. Pocas ficciones se pueden jactar de haber influido tan decisivamente en las ideas políticas de millones.

V es un vigilante anarquista que lucha contra un gobierno totalitario situado en una versión alterna de Inglaterra. Luego de rescatar a Evey, le muestra su plan para cobrar venganza contra los opresores y devolver el poder al pueblo inspirado por la figura de Guy Fawkes, un conspirador inglés que intentó volar la cámara de los Lores en 1605. La máscara que porta se ha vuelto símbolo de lucha y resistencia, en especial para el movimiento de hacktivismo Anonymous.

Protagonizada por Natalie Portman y Hugo Weaver, este film de las, ahora, hermanas Wachowski recibió críticas mixtas y lo mismo es repudiada como ingenuo panfleto idealista que aclamada como un canto libertario.

 

Una historia violenta

En su formato original, escrita por John Wagner e ilustrada por Vincent Locke, esta novela gráfica narra la historia de Tom McKenna, un hombre regular que vive en una pequeña ciudad junto a sus hijos. Al evitar un robo a su cafetería, Tom capta la atención de la prensa y desata una serie de revelaciones sobre su pasado que ponen en riesgo todo lo que ha construido para huir de él. La promesa del título se cumple con creces.

El reconocido director canadiense, David Cronenberg, creador de clásicos como Videodrome, escogería esta historia para adentrarse al mundo de la ficción criminal. Protagonizada por Viggo Mortensen y con participaciones de Ed Harris y William Hurt, éste film fue aclamado por la crítica y recibió diversas nominaciones alrededor del mundo.

 

OldBoy

Un hombre es encerrado en un departamento durante años sin saber por qué. La única comunicación que tiene con el exterior es a través de su televisor. Un día es liberado y de inmediato busca vengarse de aquellos que lo han mantenido preso. Un alto grado de violencia y una trama bien entrelazada hacen de esta película un clásico inmediato.

Este manga clásico escrito por Garon Tsuchiya e ilustrado por Nobuaki Minegishi es llevado a la pantalla por el aclamado director surcoreano Park Chan-Wook como parte de su famosa trilogía de la venganza (no confundir con el remake de Spike Lee). El éxito fue rotundo y resultó ganadora del premio del jurado en Cannes, entre muchos otros alrededor del mundo.

 

Akira

En un futuro postapocalíptico ambientado en la ciudad de Neo-Tokio, lleno de violencia, riñas, drogas, miseria y opresión, afloran los cultos en espera de Akira, una dudosa figura mesiánica. Tetsuo, miembro de una pandilla de motociclistas, se ve involucrado en experimentos gubernamentales relacionados al poder psiquico. Algo siniestro se esconde en su corazón.

Katushiro Otomo es el creador de este legendario manga de más de dos mil páginas que sería llevado al cine cinco años antes de su desenlace en el papel. Dado el innegable éxito del manga, la película contó con un presupuesto bastante amplio y sentó las bases de la animación japonesa que le precedió. Un imperdible del cyberpunk. 

 

Ghost World

Adaptación de la novela de culto escrita y dibujada por Daniel Clowes, uno de los grandes del cómic independiente en Estados Unidos. Él mismo se encargó de escribir el guión junto a su director, Terry Zwigoff

La historia sigue a Enid y Rebeca, dos adolescentes inadaptadas que tratarán de mantenerse fieles a sí mismas y a su amistad durante el difícil paso a la madurez.

Para su adaptación al cine se eligió a Scarlett Johanson y a Thora Birch, junto a Steve Buscemi en el papel de Steve, un hombre mayor del que se enamora Enid poniendo en riesgo su amistad. Zwigoff pasó años luchando con los productores hasta conseguir a los actores precisos. Esto rindió frutos pues la recepción del crítica fue buena y las actuaciones fueron ampliamente reconocidas en el circuito de festivales de Europa y Norteamérica. Aunque no es tan sonada, se considera una película de culto. 

 

Esplendor Americano

Una delgada línea separa la realidad de la ficción en este caso. Harvey Pekar, neurótico de profesión, melómano y guionista retrató por años sus venturas y desventuras en la publicación alternativa que da título al cómic y a la película, dibujado por su gran amigo Robert Crumb, entre muchos otros. La vida de un hombre regular encierra las encrucijadas del universo.

En su adaptación fílmica vemos a un excelente Paul Giamatti encarnando a Pekar bajo la dirección de Robert Pulcini y Shari Springer Bermanen. En esta biografía se retoman varios números del original mezclándolos con episodios reales de la vida de Pekar hechos animación y también algunos archivos de video. Un conmovedor relato de uno de los sobrevivientes de la cara más lerda del sueño americano. 

 

Persépolis

Esta pieza autobiográfica, publicada originalmente en cuatro tomos en francés, narra momentos cruciales en la vida de su autora Marjane Satrapi. Desde su infancia marcada por la conquista del poder en Irán por parte de los fundamentalistas hasta la contradictoria y difícil adaptación de una adolescente iraní en Europa, Persepólis es un relato conmovedor y divertido.

Para su adaptación a la pantalla participó la misma autora junto al director Vincent Paronnaud. Su trabajo les valdría un amplio reconocimiento de la crítica internacional. el premio del jurado en Cannes 2007 y el Óscar a la mejor película animada.

 

El mundo del cómic ha regalado al cine muchísimos argumentos, fuentes de inspiración y franquicias. ¿Cuáles son tus películas basadas en cómics favoritas? ¿Qué opinas de estas adaptaciones? ¿Es mejor el original que la película?¿Falta alguna?