*

X

Aprendan de sus errores y tomen menos selfies: los consejos de Obama para los jóvenes estadounidenses

Política

Por: pijamasurf - 04/25/2017

En su primera aparición pública desde que dejó de ser presidente de Estados Unidos, Barack Obama ofreció algunos consejos a jóvenes universitarios

Luego de una larga ausencia pública, este lunes el expresidente de Estados Unidos Barack Obama reapareció en un foro en la Universidad de Chicago, en donde dio una plática a jóvenes estudiantes a propósito de diversos temas: de su formación como político al futuro de la juventud en su país.

Por el tipo de audiencia, Obama se inclinó también hacia el aspecto un tanto paternal del intercambio y ofreció un par de consejos. Uno, un tanto previsible, sobre el valor del fracaso como medio de aprendizaje experiencial en la vida. Sobre esto dijo Obama:

Pasarán por algunos fracasos y pienso que lo más importante –quizá es un cliché, pero a veces los clichés son ciertos– es aprender de esos fracasos, y tener cierto sentido de resiliencia y ser capaz de examinar: ‘¿Qué fue lo que no logré? ¿Por qué no tuve éxito? ¿Qué necesito hacer mejor?’ […]

Cuando veo a internos de la Casa Blanca o hablo con jóvenes, siempre les digo: ‘Preocúpate menos de lo que quieres ser y más de lo quieres hacer’; porque cuando estás más preocupado porque quieres ser congresista, quieres ser senador o quieres ser rico, entonces quizá algunas personas tengan éxito en perseguir ese objetivo, pero cuando llegan a éste, no saben qué hacer con él, y si no llegan, no tienen nada qué mostrar.

Pero cuando te preocupas por, digamos, ‘Quiero mejorar la educación en los barrios de bajos recursos’ o ‘Quiero enfrentarme al cambio climático y ayudar a salvar el planeta’, entonces lo que sea que hagas para conseguir ese objetivo valdrá la pena, te enseñará cosas y te pondrá en una posición en la que generarás impacto. Y si es el caso, como resultado, también terminarás siendo exitoso…

El segundo consejo fue un tanto menos usual, pues se refirió a una realidad mucho más contemporánea: las selfies. Obama instó a los jóvenes a registrar de otra forma esas vivencias que se convierten en pasado y que quizá, con el tiempo, muchos preferirán haber dejado atrás, y no en este presente sostenido en el que nos hace vivir Internet. Esta fue la recomendación de Obama:

Conforme creces vas a aprender, cambiar y evolucionar en todo tipo de maneras, y eso es saludable y normal, pero el problema ahora con el Internet es que el pasado siempre está ahí. Una forma de pensar en ello es sólo tenerlo. Porque… quiero decir, la verdad es que si ustedes tuvieran las fotos de todo lo que hice en secundaria, lo más probable es que no hubiera sido presidente de Estados Unidos… Yo les aconsejaría ser un poco más prudentes con sus selfies y las fotografías que toman… Es sólo una sugerencia.

Te podría interesar:

Estos son los principales estereotipos con los que se percibe a los árabes, asiáticos, africanos y latinoamericanos

Política

Por: pijamasurf - 04/25/2017

Occidente ha creado el mito de Oriente y del exotismo e inferioridad de todo lo que no se ajusta a su angosta visión del mundo

En poco más de 2 minutos este notable video presentado por Al Jazeera nos introduce al trabajo de Edward Said y su importante noción de orientalismo, la creación de un estereotipo de lo que es lo oriental.  Said argumenta que Oriente, y en esto debemos incluir a los pueblos nativos del continente americano, nunca pudo representarse a sí mismo, y por lo tanto se creó un mito de uso político en la imaginaria occidental.

La colonización ocurrió "Nó sólo con ejércitos sino con literatura, no sólo con conquista sino con antropología, no sólo con opresión sino con narrativa". Occidente pintó una imagen de Oriente: encantadores de serpientes, bailarinas exóticas, ladrones, holgazanes, lo sensual, lo pervertido, lo peligroso; mientras que los occidentales eran siempre lo racional, lo civilizado, lo disciplinado, lo iluminado. Said, un intelectual palestino versado en la cultura occidental, notó como se construyó esta narrativa en la literatura del siglo XIX y hoy continúa en la cultura moderna: la narrativa moderna política de "ellos contra nosotros", lo irracional contra lo racional, lo barbárico contra lo civilizado. El video identifica los siguientes estereotipos:

Africanos: déspotas corruptos, muertos de hambre.

Latinoamericanos: narcos, futbolistas, dictadores.

Árabes: terroristas, misóginos.

Asiáticos: fanáticos religiosos, ingenieros de software.

Podríamos añadir otros, pero éstos capturan la esencia de cómo se ha construido el mito, cómo se ha fijado la identidad. Es doblemente dañino, pues por una parte se construye el mito y se lleva a la imaginaria colectiva como un prejuicio que se manifiesta como una visión de la realidad de los ciudadanos promedio; por otro lado se usa dentro de una agenda política para justificar la invasión y la intervención. La continuidad de la evangelización, ahora de manera secular; antes con espadas, biblias y crucifijos, ahora con iPhones, tarjetas de crédito y modelos de Victoria's Secret. 

El siguiente video utiliza un ejemplo que se encuentra en la obra de Said: el orientalismo es como si un profesor universitario de edad avanzada fuera a un rave o a una fiesta de jóvenes. De igual manera al mirar hacia Oriente, los intelectuales, no podían entenderlo y por eso lo juzgaron como enigmático y lo romantizaron a la vez que lo satanizaron. El intelectual que mira con una mezcla de excitación y desprecio siente que sus valores están justificados, ya que es un académico que tiene una reputación de autoridad que le permite sentirse superior. Said creía que la academia occidental influyó en las sociedades imperialistas con una intelectualidad dudosa, incapaz de ver más allá de sus propios prejuicios basados en la creencia de la superioridad occidental. La intelectualidad está afectada de una visión política y es utilizada como justificación para la colonización, reformulando la invasión como salvación.

Es de mencionar que el complejo de superioridad de los intelectuales occidentales ha hecho que se olvide que lo más preciado de esta propia intelectualidad tiene fuentes orientales o africanas, como es el caso de la filosofía griega y de grandes exponentes como Platón y Pitágoras, entre otros, quienes más que pensadores originales, según su propia admisión, obtuvieron buena parte de sus conocimiento de fuentes egipcias y asiáticas. En cierta forma el despertar de la filosofía occidental viene de la raza negra, algo que escandalizó a los intelectuales del siglo XVIII y XIX.