*

X

Estos son los 5 tipos de personalidades más avalados por los psicólogos

Ciencia

Por: Pijama Surf - 05/14/2017

A finales de los 70 comenzó a volverse popular esta tanto polémica como recurrida categorización de las personalidades

Sabemos que una de las grandes críticas a Occidente es la especialización y categorización en las ciencias, que dejan de estudiar la realidad como un todo. Por ejemplo, podemos conocer los síntomas de una enfermedad, pero al no analizar todos los aspectos que pueden causarla, desde aspectos psicológicos del individuo hasta el entorno ambiental en que se vive, o la propensión genética, entonces la cura puede ser sólo parcial, y ello ocurre con todas las ciencias.

Por ello, la interdisciplinariedad comienza a ser valorada. Y entre este mundo de categorizaciones, existe una que ha causado polémica en las últimas décadas pero también ha sido útil para entender más el abanico de tendencias "a ser" entre los humanos. Se trata de las cinco grandes categorías de personalidad, altamente populares entre los psicólogos en las últimas décadas.

En 1978 los científicos Paul Costa y Robert McRae publicaron su libro Neuroticism-Extraversion-Openness Inventory (NEO-I). Basados en patrones  de conducta y emociones mayoritarios entre las personas, 2 años más tarde añadieron dos categorías más y el resultado fue NEO Personality Inventory (NEO PI).

Si bien se trata de una generalización que genera polémica, y todos podemos tener algo de todas estas personalidades, es una especie de brújula que permite analizar patrones anímicos y de conducta. Si estás interesado, puedes aplicarte el test en el siguiente link. ¿Y tú, con cuál personalidad te identificas más?:

 

Abiert@ a las experiencias

Suelen ser liberales, ávidos de experiencias (prefieren romper con la rutina). Tienden a la sensibilidad artística. Son abiertos con sus sentimientos y les otorgan mucha importancia. De un mundo interior nutrido, con amplia imaginación (quizá por ello buscan muchas experiencias, ya que antes las visualizan).

 

Meticulos@, diligente

Personas muy ligadas al orden y la disciplina. Suelen ser muy buenos en el trabajo por lo anterior; perfeccionistas, les gusta seguir las reglas y trabajan duro; generalmente alcanzan puestos de liderazgo.

 

Extrovertid@

Son muy energéticos, les gusta mucho la fiesta; muy sociables, con facilidad para hacer amigos, les gusta lo emocionante, generalmente están ocupados e irradian gozo. Suelen ser líderes.

 

Agradable, simpatico@

Son personas muy amenas, confiables (y confían en los demás), tolerantes, honestas. Evaden ser el centro de atención, hacen sentir a los demás bienvenidos. Tienden a ser más felices, porque son positivos pero no eufóricos.

 

Neurótic@

Son muy irritables, pierden la paciencia fácilmente. Se estresan fácilmente, son muy exigentes con los demás y con ellos mismos. En el fondo, son muy miedosos y por lo mismo les gusta tener siempre el control y certezas.

Te podría interesar:

El estrés de tus abuelos podría estar influyendo en ti

Ciencia

Por: Pijama Surf - 05/14/2017

Cada vez más estudios sugieren que las experiencias vividas por tus antecesores son también parte de tu información genética

La complejidad del mundo genético comienza a descubrirse cada vez con mayor asombro. Uno de los fenómenos al respecto que más ha conmocionado este universo de estudio es el hecho de que cada vez más investigaciones comprueban que no sólo heredamos rasgos físicos o la propensión a enfermedades de nuestros antepasados; también somos depositarios, para bien y para mal, del efecto psicológico resultado de sus experiencias y decisiones.

En el 2014, por ejemplo, un estudio de la Universidad de Oxford concluyó que los hijos y nietos de madres holandesas que, mientras estuvieron embarazadas, sufrieron los estragos del hambre en el llamado "invierno del hambre" poco antes de terminar la segunda guerra mundial, seguían presentando transgeneracionalmente trastornos alimentarios, diabetes y enfermedad coronaria.

También, otro análisis comprobó que los hijos de docenas de madres que se encontraban embarazadas al momento de los ataques del 9/11 tienen una mayor respuesta de estrés ante momentos de posible violencia.

Se trata, así, de una especie de herencia de los traumas que hemos vivido. Tan complejo es el sistema de la vida que lo que experimentas a nivel psicológico repercutirá no sólo en ti sino también en tus hijos. Al respecto, un nuevo estudio publicado en Science encontró, esta vez en gusanos, que el estrés que vivieron al ser alterado su medio ambiente en un experimento que cambió su hábitat de 20 a 25º es heredado tanto a sus hijos como a sus nietos, e incluso más allá.

Para este experimento, a los gusanos les fueron implantados chips que emitían una pequeña fluorescencia al registrar una activación del estrés. Esa misma fluorescencia fue registrada en sus hijos y nietos, y hasta en cinco generaciones más. También cuando el cambio de temperatura fue sometido a cinco generaciones, el efecto llegó, sorprendentemente, a 14 generaciones más.

Lo anterior abre la brecha tanto para investigar mejores métodos para aliviar traumas transgeneracionales (está comprobado que la meditación ayuda) como para incitar la reflexión, de que, si bien existen situaciones que no podemos controlar, al menos hay que procurar tomar las mejores decisiones, ya que éstas podrían repercutir en la vida de tu descendencia y, con certeza, no sabremos hasta dónde.