*

X

Los efectos de vivir en una sociedad sobremedicada y el

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/19/2017

Chris Cornell podría haber muerto como resultado de los efectos secundarios del medicamento Ativan

Medicamentos psicotrópicos en muchos casos logran salvar la vida de personas que se encuentran en situaciones extremas de depresión, ansiedad, adicciones y demás padecimientos. Dicho eso, es indudable que nuestra sociedad está sobremedicada, hemos contraído la enfermedad de querer resolver todo con una pastilla --algo que es muy conveniente para las grandes farmacéuticas que desarrollan medicamentos cronificadores, que no curan sino que sólo controlan los síntomas. Y evidentemente nuestro sistema no está funcionando ya que, aunque cada vez tenemos más recursos farmacéuticas, y tecnológicos cada vez hay más personas con estas psicopatologías. 

El caso de Chris Cornell, el vocalista de Soundgarden que recientemente falleció, aparentemente suicidándose, vuelve a poner este tema en la mesa de discusión. Mientras que todos los medios hablan de su suicidio, su esposa Vicky Cornell sugiere que su muerte fue el resultado de tomar demasiada medicación para la ansiedad.

Según Vicky, después de hablar con Chris el miércoles por la noche notó un comportamiento extraño, estaba teniendo problemas para articular sus palabras. Chris le dijo que tal vez había tomado una o dos pastillas de Ativan extra. Según Vicky, Chris no habría cometido suicido nunca si no fuera por haber tomado demasiados medicamentos. Estaban planeando una vacación familiar con sus hijos, a los cuales adoraba. Ativan es un medicamento para la ansiedad que tiene como efectos secundarios "pensamientos paranoicos y suicidas, dificultades para hablar y afectaciones del juicio".

Evidentemente hay una gran posibilidad que el Ativan haya contribuido seriamente a lo sucedido. Cornell tomaba Ativan siendo un adicto en recuperación.

Cornell era un adicto en recuperación, por lo que alguien podría argumentar que estos mismos ansiolíticos le habían salvado la vida antes --quizás habría acabado muerto por una sobredosis de heroína. Esto es imposible de saber. Lo que sí podemos saber es que las sustancias de prescripción contribuyen a más muertes por sobredosis que las drogas ilegales, según el Center for Disease Control; 30% de estas muertes se deben a las benzos. Mientras que existe una creciente alerta sobre las prescripciones de los opioides y sus peligros, no es así con las benzodiazepinas. En Estados Unidos, en los últimos años se ha incrementado el número de personas que reciben una receta para estos medicamentos, del 4.1% en 1996 al 5.6% en 2013. El 56% de estos individuos que toman benzos lo hacen por ansiedad. De 1999 al 2011 se cuadruplicó el promedio de muertes por sobredosis. Según dijo el doctor Bachhuber en declaraciones a CNN, esto parece deberse a que las personas están tomando dosis más altas del medicamento y las están combinando con otros. Los cocteles de benzos con alcohol u opioides pueden ser mortales. Esto es un problema, ya que mucha gente toma benzos no con una receta y un tratamiento médico, sino consiguiéndolas fácilmente en el mercado negro (lo cual hace que algunas de estas cifras sean conservadoras).

Es importante señalar que los efectos secundarios de estas sustancias, que son altamente adictivas, se acentúan en un periodo de abstinencia por lo que no se recomienda dejarlas sin un plan médico o ayuda calificada.

Lee también: Menos Valium, Xanax y Ativan: enfrentando la ansiedad por medios alternativos

Hoy hay más personas solteras que nunca en la historia

Sociedad

Por: Pijama Surf - 05/19/2017

¿Libertad o egoísmo social? Cada vez más personas viven sus vidas prescindiendo del aspecto romántico y sin formar una familia

La búsqueda de libertad en Occidente nos ha despojado cada vez más de ataduras sociales, con el fin de que cada quien elija la vida que mejor le acomode. Y en esta búsqueda de libertad, cada vez más parejas fueron decidiendo irse a vivir juntas sin la necesidad de casarse, tener hijos sin la necesidad de contraer matrimonio, y así, el mundo en pareja mutó enormemente.

La tendencia, sin embargo, apunta cada vez más a la soltería. Este fenómeno puede traducirse desde ambos ángulos: personas cada vez más independientes, que no depositan su felicidad en alguien más, pero también podría traducirse en un individualismo egoísta que nos aleja cada vez más de los otros, haciéndonos creer la ilusión de que no necesitamos a los demás.

Lo que es un hecho es que las cifras apuntan a cada vez más adultos solteros en el mundo. Por ejemplo, un estudio muestra que en Manhattan uno de cada dos estadounidenses viven solos, y en el resto de Estados Unidos (el marcador cultural del último siglo por excelencia) la cifra es uno de cada cuatro, algo inédito en la historia del país.

Si bien las cifras anteriores no revelan si estas personas están o no solteras, otra investigación reciente ha mostrado que también, como nunca, cada vez más personas adultas lo están. Según un reporte de Pew del 2014, uno de cada cuatro adultos mayores de 50 años nunca se casó.

Cada vez más personas viviendo solas y siendo solteras. Bella DePaulo --doctora en sociología de Harvard y quien ha dedicado gran parte de su carrera a estudiar el fenómeno contemporáneo de la soltería-- postula, basándose en sus investigaciones, que la clave que ha encontrado para que las personas solteras sean más plenas en su soltería es justamente que, aunque viven solas, hacen comunidad de alguna manera. Muchas de ellas, por ejemplo, viven en su propia casa, pero en el mismo edificio que otros familiares, o amigos. Muchas también tienden a no descuidar sus amistades y a formar parte de grupos que trascienden la individualidad, como causas sociales, activismo o grupos espirituales.

Para DePaulo, esta nueva tendencia a la soltería (siendo que probadamente necesitamos de los otros) puede llevarse bien si se hace consciente la necesidad de crear vínculos significativos, y en este caso, ello de algún modo suplanta a la pareja o la formación de una nueva familia.

Naturalmente, las personas solteras tienden más a desarrollarse profesionalmente (aunque también es importante recordar que la satisfacción laboral no lo es todo). Hace poco un estudio reveló que la soledad prolongada es procesada por la mente como dolor físico, y si bien soltería y soledad no son lo mismo, es  importante cuidar la frágil barrera que las separa, procurar a los demás y buscar un óptimo sostenimiento espiritual o que trascienda al individuo.