*

X

Estudios con bebés muestran que la naturaleza humana es esencialmente compasiva

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/17/2017

Bebés ayudan a personas que sufren y son capaces de reconocer y recompensar a las personas generosas

Más allá de la herencia del llamado "pecado original" y de toda una cultura del castigo y el miedo, la ciencia muestra que el ser humano tiene una cualidad moral natural que lo lleva a sentir compasión por las demás personas. Más que un pecado original, el ser humano tiene una inocencia original.

El psicólogo de la Universidad de Yale, Paul Bloom, autor del libro Just Babies, argumenta que al nacer, un bebé está dotado ya con compasión, empatía y un sentido de justicia.

Por ejemplo, estudios muestran que los bebes empatizan con aquellos que sufren: lloran en respuesta a otros bebés que lloran y acarician u ofrecen juguetes a aquellos que parecen estar enojados. Los bebés también ayudan espontáneamente a extraños que tienen problemas. En una investigación, los experimentadores notaron que cuando intentaban abrir una gaveta con las manos llenas de otras cosas o cuando visiblemente batallaban por alcanzar un objeto, los bebés de 1 año de edad se acercaban para ayudarlos. Como control se mostró que cuando el experimentador tiraba el objeto a propósito al suelo, el bebé no lo rescataba.  

En el estudio más llamativo, investigadores de Yale y British Columbia enseñaron a unos bebés un espectáculo de títeres en el cual los diferentes personajes o se ayudaban o se lastimaban. Después, cuando se les daba la opción de jugar con estos títeres, casi todos los bebés escogían jugar con los personajes que ayudaban y no con los que lastimaban. Los bebés incluso tienen una noción de que los actos generosos merecen ser premiados, y eligen casi siempre a alguien generoso y no a alguien egoísta.

Estas investigaciones han sido conducidas con bebés de una edad tan joven como los 3 meses y aun en bebés que no tienen hermanos, por lo que se cree que es difícil que hayan podido aprender esta conducta. 

Bloom dice que "los bebés son animales morales"; sin embargo, es crítico que esta moralidad evolucione y se refine con el crecimiento. Él da una lista de cualidades innatas:

un entendimiento de que ayudar es moralmente bueno y que lastimar u obstaculizar a otra persona es moralmente malo. Un sentido rudimentario de la justicia --un entendimiento de que los buenos deben ser recompensados y los malos castigados. Un sentido inicial de igualdad  --en particular, que debe haber división equitativa de recursos. Y junto con estos principios hay emociones morales, incluyendo empatía, compasión, culpa, vergüenza e indignación ante lo injusto.

Este es el tipo de hombre más proclive a ser infiel, según la ciencia

Ciencia

Por: Pijama Surf - 07/17/2017

Patrones que se repiten con mayor frecuencia en los hombres infieles

Pareciera que existe un afán por encontrar estereotipos, que podría estar vinculado a la necesidad de hallar referencias y patrones para decodificar la realidad con más rapidez (de hecho, eso es exactamente lo que hacen nuestros sentidos).

En muchas ocasiones la ciencia se ha abocado a buscar qué tan ciertos son nuestros estereotipos, más allá del mero ejercicio lúdico. Uno de los temas de mayor interés sobre su causa y patrones es la infidelidad, casi tan antigua como nuestros orígenes poligámicos, uno de los sucesos que más temor causa en una pareja que ha acordado la monogamia.

La posibilidad de sentirse traicionado o rebasado por otro amor es espeluznante para muchos. Recientemente, The New York Post publicó una nota basada en diversos estudios sobre patrones físicos (o no físicos) recurrentes en los hombres que más suelen ser infieles. Algunos son prácticamente predecibles (como factores asociados a la seguridad personal o a un físico más atractivo); algunos otros, sin embargo, son francamente sorpresivos:

 

Hombres más altos

Un estudio de Illicit Encounters del 2014 encontró que los hombres altos tienden dos veces más a engañar a sus parejas. Lo anterior podía estar vinculado simplemente a que tienen mayores probabilidades de “ligar”, ya que las mujeres los encuentran más atractivos.

 

Justo antes de finalizar una década

Si tu hombre ronda los 29, 39 o 49, aparentemente, hay un patrón de cierta rebeldía que se expresa en affairs. De acuerdo con un estudio del 2015 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, la búsqueda de sentido o la crisis que ronda el comienzo de una nueva década está vinculada con nuevas experiencias y emociones, y aquí es donde podría embonar el fenómeno.

 

Hombres con barba

Una encuesta de Eva y Censuswide determinó que la mayoría de las personas entrevistadas asociaron el tener barba con actitudes como la infidelidad. Desconocemos si se trató de una fiebre de amor por parte de las mujeres cuando en los últimos años se puso de moda, o más bien podría ser un indicador persistente.

 

Amantes del rock

Como en todo, los gustos suelen decirnos muchas cosas sobre nosotros mismos. En el caso de los amantes del rock, según un estudio, al menos el 41% de los que lo prefieren suelen tener opiniones menos monógamas. Curiosamente, los escuchas de música más fieles fueron los amantes del rap.

 

Hombres tatuados

En una encuesta a más de 3 mil hombres, el sitio Victoria Milan (espacio dedicado a las citas prohibidas) halló que los hombres con mayor número de tatuajes tienden a ser más infieles.

 

Hombres que trabajan en tecnologías de la información

Un análisis de ashleymadison (otro sitio para personas que buscan ser infieles) encontró que los hombres que trabajan en tecnologías de la información son más proclives a engañar a sus parejas.