*

X

¿Cómo lidiar con las personas tóxicas y vampiros energéticos?

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 09/28/2017

Los individuos tóxicos que crean de manera innecesaria enfado, amargura, conflicto y, sobre todo, estrés, son capaces de provocar enfermedades físicas y emocionales en las personas a su alrededor

Los suegros, compañeros de trabajo o de escuela, amigos cercanos e incluso la pareja, son personas muy cercanas que, sin deberla ni temerla, pueden ser tóxicas. Sus conductas pueden retar la lógica humana pues no sólo encuentran placer en crear caos e impactar negativamente en nuestras emociones, sino también en llevarnos hasta al borde de una crisis existencial.

Los individuos tóxicos que crean de manera innecesaria enfado, amargura, conflicto y, sobre todo, estrés, son capaces de provocar enfermedades físicas y emocionales en las personas a su alrededor. De acuerdo con varios estudios enfocados en el campo de la neurociencia, el estrés tiene un impacto realmente negativo sobre el cerebro: la exposición al estrés durante pocos días puede comprometer la efectividad de las neuronas en el hipocampo –un área importante en el cerebro, que es responsable del razonamiento y la memoria. Así que 1 semana de estrés puede provocar un daño reversible en las dendritas neuronales; 1 mes puede destruir las neuronas y afectar tanto el funcionamiento corporal como el desempeño laboral y emocional.

El contacto con personas tóxicas puede generar niveles exorbitantes de estrés a lo largo del tiempo, lo cual puede producir un bajo desempeño a nivel académico, laboral, emocional y espiritual. Y según el Departamento de Psicología Biológica y Clínica de la Universidad Friedrich Schiller de Alemania, la exposición a este estímulo causa fuertes emociones negativas, elevando la irritabilidad, crueldad, negatividad, el síndrome de víctima, entre otros.

Para regular el estrés generado por la interacción con individuos tóxicos es indispensable identificar las conductas del otro que nos están lastimando, tratar de comunicárselo de manera asertiva –por ejemplo, “comprendo que estás estresado, pero no me gusta cuando me tratas de esta manera porque….”– y en caso de ser necesario, poner límites o alejarse de esa persona. La idea es colocarse en un lugar seguro en el que se logre regular las emociones negativas, con el objetivo de permanecer en calma mientras dura la tensión o presión. Paralelamente es indispensable comenzar un proceso de autocuidado, es decir, dormir de manera adecuada, recurrir a una red de apoyo –amistades, familiares…– que permita una perspectiva más neutral, mantener una dieta balanceada y saludable, limitar el consumo de cafeína, ejercitarse diariamente, respirar profundamente –similar al método de meditación– y liberar la creencia de que el amor duele.

París al desnudo: la capital francesa abre su primer parque nudista

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/28/2017

París se convierte en la primera gran ciudad en albergar un espacio público dedicado al nudismo

Comulguemos o no con el nudismo, se trata sin duda de una postura frente a la existencia cuyos argumentos vale la pena conocer. El nudismo, en cierta forma, es algo más que “sólo desnudarse” y, al mismo tiempo, es nada más que eso. 

Es algo más porque en su mejor expresión implica una reflexión sobre el cuerpo y la idea que nos hacemos de él a partir de la cultura en que nos formamos. De todas las personas que se sienten incómodas con su cuerpo, por ejemplo, ¿cuántas de ellas se sentirán así porque aprendieron a avergonzarse de su figura? Personas delgadas, con sobrepeso, ancianas, con determinado color de piel, con cierta complexión… En muchos casos, sin importar la circunstancia, la relación que se tiene con el cuerpo está marcada por el conflicto y la dificultad.

En este sentido, muchas de las iniciativas que se relacionan con el nudismo son una invitación a hacernos preguntas relacionadas con este asunto.

Hace un par de semanas, en París abrió el primer parque nudista de la capital francesa, en el emblemático Bois de Vincennes, el parque público más grande de París (su superficie es de 995 hectáreas). Este, sin duda, es uno de los primeros espacios públicos en medio de una gran ciudad en donde está permitido desnudarse.

La iniciativa fue impulsada, entre otros, por la Asociación de Naturistas de París, y su objetivo es contar con un área para apreciar la naturaleza en plena libertad. De este modo, al sentirse en desnudez absoluta frente a un ente que, como la naturaleza, siempre está desnudo, sin imposiciones de ningún tipo, es inevitable que surja un vínculo de respeto y admiración.

Esta área dedicada al “naturismo” estará abierta al público hasta el 15 de octubre y, vale la pena mencionar, está resguardada de voyeristas, exhibicionistas y otros personajes afines, que de ser sorprendidos en actividades ilícitas podrían ser condenados a pagar una multa de hasta 15 mil euros o pasar 1 año en la cárcel.