*

Justo antes de ser destruida, Cassini captó este objeto entre los anillos de Saturno (FOTO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/18/2017

El pasado 15 de septiembre, la sonda espacial Cassini completó su misión exploratoria en la órbita del Saturno. Cassini fue puesta en órbita el 15 de octubre de 1997, tardó 6 años y 261 días en arribar a Saturno y se mantuvo durante 13 años y 76 días en torno al planeta, tiempo durante el cual recolectó información sobre los anillos de Saturno, la composición de sus lunas, la dinámica de su atmósfera y más. 

Cabe mencionar que junto con Cassini viajó el módulo Huygens, que en el 2004 fue puesto con éxito sobre la superficie de Titán, la mayor de las 62 lunas confirmadas de Saturno y el único cuerpo además de la Tierra en donde se encuentran líquidos estables al nivel de la superficie. Este fue el primer aterrizaje de un objeto hecho por el ser humano en el sistema solar exterior y también el primero en otra luna además de la de la Tierra.

Para el final de su misión se planeó hacer pasar la sonda entre el planeta y sus anillos, de tal modo que colectara la mayor información posible antes de entrar en la atmósfera y consumirse por ignición, método decidido para evitar una contaminación posible de microorganismos de origen terrestre en alguna de las lunas de Saturno, las cuales ofrecen ambientes propicios para la vida.

Con todo, antes de destruirse, la sonda envió una imagen sumamente perturbadora en la que se aprecia un objeto misterioso entre los anillos de Saturno. Esta, sin embargo, no es la primera ocasión en que se observa el mismo objeto. De acuerdo con Carl Murray, uno de los científicos más veteranos del proyecto Cassini, ya en el 2013 se había obtenido una imagen muy similar que igualmente suscitó preguntas.

Los científicos no saben responder qué es. Coinciden en que se trata de una “anomalía”, pero no saben explicar su origen. Por su forma podría ser una luna, pero esta opción se descarta de inmediato porque entonces su tamaño tendría que ser el mismo que Titán (cuya masa es 1.8 veces la de nuestra luna) y, por lo mismo, no podría encontrarse entre los anillos del planeta. 

Murray sugiere que podría ser una nube densa de polvo y residuos, quizá una luna en su etapa de formación que no se ha formado como objeto totalmente independiente. Pero, en cualquier caso, no existe una explicación al respecto.

En el 2013, por cierto, el objeto recibió el nombre de “Peggy” en homenaje a la suegra de Murray, que celebraba su cumpleaños el día en que los científicos recibieron la imagen.

 

Imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Esta es la mejor forma de superar una ruptura amorosa según la ciencia

Ciencia

Por: Pijama Surf - 09/18/2017

Es más sencillo de lo que parece y podría tratarse de un efecto placebo

En un mundo que nos invita a no parar y a no enfrentar las emociones, las rupturas amorosas pueden ser uno de los eventos más traumáticos y, si las dejamos pasar de largo, podrían sobrevenir secuelas emocionales por mucho tiempo.

Aunque no sea una época en la que demos el suficiente valor a las emociones, es verdad que su lugar es tan importante que, de ignorarse, tiende a somatizarse. Así pasa con los dolores de amores que, de hecho, a nivel cerebral, activan las mismas zonas que se encienden cuando se trata de dolor físico.

En lugar de bloquear las emociones resultado de una ruptura, ¿cuál es la mejor solución para lidiar con ellas? Según un estudio de la Universidad de Colorado la respuesta es, simplemente, hacer conscientemente algo al respecto, pues sea lo que sea, funcionará aunque pudiese tratarse de un placebo.

Ellos le llaman simplemente “autoengañarnos”. Al respecto apunta Tor Wager, autor principal de la investigación y profesor de psicología y neurociencia de dicha universidad:

El solo hecho de creer que estamos haciendo algo por superarlo puede ayudarnos a hacerlo.

Wager ha estudiado el efecto placebo por más de 15 años y, de acuerdo con sus conclusiones, éste es efectivo también cuando se trata de aliviar el dolor luego de una ruptura de pareja. Uno de sus estudios incluyó a 40 personas que recién habían sufrido una ruptura amorosa; a todas ellas se les suministró un aerosol nasal y se les dijo que éste disminuiría el dolor emocional. El resultado fue que, al usarlo, todos los pacientes registraron una merma de activación en el área cerebral asociada al dolor. Asimismo, el placebo llevó a la liberación de dopamina en sus cerebros, lo que hizo que se sintieran mejor.

Según los investigadores, la respuesta para tener un alivio emocional después de una ruptura es hacer algo al respecto. Y hacer algo, lo que creamos que puede ayudarnos puede, de hecho, simplemente hacerlo.