*

X

Extenso estudio comprueba que entre más usas Facebook peor te sientes anímicamente

Salud

Por: pijamaSurf - 10/25/2017

No es un secreto que Facebook causa ansiedad, depresión y estrés emocional, pero jamás se había probado que a este grado

Desde hace tiempo se ha evidenciado que algo ocurre con Facebook que, al menos a nivel psicológico, genera reacciones principalmente negativas en los usuarios. Hoy parece más claro que nunca que el extraño cóctel que se genera alrededor de esta red social (que incluye la canalización de la amistad, el culto a la personalidad ficticia, la sobreexposición y la ansiedad) tiene serias repercusiones en nuestra mente y, sobre todo, en nuestro sentido de bienestar.

Al respecto, un estudio de más de 2 años determinó que, a grandes rasgos, entre más utilizas esta red social peor te sentirás. A lo largo de este período, más de 5 mil personas fueron monitoreadas por investigadores de las universidades de Yale y de California. Tras analizar la información recabada, notaron que existe una correspondencia entre la cantidad de tiempo que alguien dedica a esta red social y el grado de bienestar que experimenta.

​En este contexto, el estado de bienestar fue considerado de acuerdo con la salud mental y física que los participantes reportaban. En promedio, acciones tan simples o cotidianas, incluso compulsivas entre algunos, como likear algo, actualizar tu estado o clickear un enlace, repercutían significativamente en el estado de una persona, pues reducían entre un 5 y un 8% su salud mental.  

Encontramos consistentemente que dar like al contenido de otros o clickear un enlace predicen significativamente una reducción en la salud mental, física y satisfacción de vida reportadas por los participantes.  

Sin duda, Facebook ha ido adoptando una serie de medidas que Facebook con el fin de atraer por más tiempo a sus usuarios –que, lamentablemente, tienen que ver con detonar emociones o conductas como la compulsividad y la ansiedad. El problema es que ha costa de crecer sus índices, y por ende su control sobre nuestras vidas, está generando una verdadera crisis en la mente y, por lo tanto, en la existencia de sus usuarios.   

4 acciones para silenciar el pensamiento compulsivo

Salud

Por: PijamaSurf - 10/25/2017

Cuando el miedo, la incertidumbre o la angustia nos invaden las venas, es importante tomar un respiro para reducir la tensión, aclarar la mente y descubrir cuál es la mejor opción

Ante lo desconocido, muchas veces podemos sentir miedo, incertidumbre y angustia. Sin embargo, ¿cómo dejar de experimentar estos sentimientos cuando, por ejemplo, se debe tomar una decisión entre permanecer en la zona de confort o aventurarse a un nuevo empleo?

Estos sentimientos son reacciones naturales ante los cambios importantes de nuestras vidas y actúan como un filtro, una guía que señala cuáles son los caminos a seguir. Es decir que ante una decisión como continuar o dejar una relación de pareja, una persona siempre escogerá la posibilidad en la que se pronostique menos sufrimiento a corto, mediano o largo plazo y, por lo tanto, sus acciones conscientes o inconscientes estarán dirigidas en esa dirección. Es el miedo, la incertidumbre o la angustia lo que marca el camino hacia un mejor futuro, pues de no experimentar estos sentimientos, no nos veríamos obligados a tomar una decisión.

Cuando el miedo, la incertidumbre o la angustia nos invaden las venas, es importante tomar un respiro para reducir la tensión, aclarar la mente y descubrir cuál es la mejor opción para nosotros. Si bien es difícil enfrentar esa decisión sin pasar por una serie de pensamientos compulsivos, te compartimos algunos consejos:

 

– Calma el pensamiento compulsivo mediante la mente en blanco

No se trata de controlar el flujo de pensamiento, sino de regularlo para que no nos abrume y nos lleve al borde del pánico. La mejor manera de hacerlo es mediante la respiración profunda: inhala durante 4 segundos, sostén la respiración 4 segundos, exhala durante 4 segundos y sostén la ausencia de respiración durante 4 segundos.

 

– Una vez tranquilo, observa el pensamiento y la sensación sin juzgar ni intentar detener

No intentes detener la acción en la mente: observa atentamente de dónde surge, qué miedo intenta dominar y cuánto de ese miedo está haciéndose realidad. Tener claro el rol de cada pensamiento permite que surjan los pensamientos como una manera de liberarse del interior. Recuerda que mientras más observador te vuelves existe una mayor autoconciencia y, en consecuencia, más autodominio.

 

– Comprende que la vida tiene cambios indispensables a lo largo de los años

Gracias a los cambios surge la evolución y, por lo tanto, el crecimiento. El desapego hacia los objetos, estatus sociales o vínculos es indispensable si nos lastiman o impiden el crecimiento en aras de nuestra trascendencia.

 

– La meditación cotidiana permite facilitar la toma de decisiones a largo plazo

En el proceso de meditación, el dominio sobre el pensamiento hace posible la sensación de autocontrol y empoderamiento. Esto brinda una oleada de seguridad en cada decisión que se tome a lo largo de la vida.