*

X

Paul Austin, el primer coach para las microdosis de LSD

Salud

Por: PijamaSurf - 10/01/2017

La idea del proyecto es considerar que las microdosis de psicodélicos como el LSD o la psilocibina, pueden considerarse como parte de un proceso terapéutico sólo si utilizan como una herramienta para la productividad y la precisión mental en función de la mejora profesional

Fue en la década de los años 60 que el uso de la dietilamida de ácido lisérgico comenzó a llevarse a cabo con intenciones psicoterapéuticas, gracias a sus propiedades psicodélicas. Se decía que tenía el poder de no sólo acelerar la cura de los síntomas durante el psicoanálisis, sino también abrir puertas hacia la trascendencia espiritual. No obstante, con el paso del tiempo, varias asociaciones encargadas de regular el consumo de fármacos terapéuticos en EEUU prohibieron su utilización, luego de a varios casos de brotes psicóticos derivados de las sesiones con LSD.

Ahora, casi 5 décadas después, gracias a la disponibilidad que permite el Internet, ha surgido un nuevo empleo: coach de microdosis y abogado especializado en psicodélicos. El especialista de ello, y el primero en su género, es Paul Austin, quien a través de una sesión por Skype brinda consejos a las personas interesadas en probar microdosis de manera cotidiana. Para él no se trata de un trabajo por rebeldía o diversión, sino de una empresa cuyo fin es reconocer el poder de los psicodélicos en relación con la intensificación tanto de las sensaciones como de las habilidades cognitivas y laborales (si se realiza bajo supervisión). De hecho, una de las primeras reglas éticas que Austin utiliza en su viaje con psicodélicos es: “Tener un experto cerca de ti, o conseguir una guía”.

La idea del proyecto es considerar que las microdosis de psicodélicos como el LSD o la psilocibina, pueden considerarse como parte de un proceso terapéutico sólo si utilizan como una herramienta para la productividad y la precisión mental en función de la mejora profesional. En el caso de Austin, de 27 años, él empezó a consumir microdosis de LSD cada 4 días en un intento de mejorar su atención tanto en el desempeño laboral como en sus relaciones interpersonales. El efecto, según él, ha sido complaciente y duradero. Por esta razón, basado en su experiencia, decidió desarrollar el taller "Psicodélicos para profesionales", en el cual explica que la atención puede ser dirigida hacia un objetivo en específico, y la plataforma web The Third Wave, como una guía educativa e informativa sobre cómo hacer uso de estas drogas de manera productiva. De esta manera, cualquier persona puede tomar el curso de microdosis después de 30 minutos de una sesión informativa. Hasta ahora, el curso posee 240 alumnos.

Para Austin, se trata realmente de una herramienta increíble que puede usarse para bien o para mal. En sus palabras:

Si no se usa con una premisa integrada y específica, y no se usa con una intención u objetivo específicos, entonces la gran utilidad e intención pueden perderse. Y pienso que sería una lástima, porque los beneficios son tremendos.

De acuerdo con James Fadiman, psicólogo investigador pionero en psicodélicos:

Austin está dando a las personas una nueva alternativa de enfocar la atención de manera que se sientan más seguras. Las personas aman ser apoyadas, y aman tener alguien a quién contarle sus experiencias. Eso es lo que está haciendo Paul, como un servicio de amor, creando una nueva ocupación que tanto él como otros pueden hacer de manera sencilla.

Se trata de un nuevo sistema que no sólo se especializa en integrar las experiencias psicodélicas a una vida no alterada, sino de integrar estas experiencias al estilo de vida de la actualidad.

Por esta razón es indispensable comprender que, según los pioneros en el coaching de psicodélicos, el consumo de microdosis no induce la pérdida del ego. Es, por el contrario, una experiencia subperceptual, en donde una persona siente que entra en un estado alterado de conciencia con el fin de integrar las lecciones aprendidas en la vida cotidiana. Para lograrlo se necesita información, preparación y acompañamiento a lo largo del consumo de microdosis. La idea es que los individuos puedan encontrar una línea entre el objetivo interno y su persona profesional o pública. Si bien esto no pretende convertirse en la panacea, se desea construir una comunidad entre entrepreneurs socialmente conscientes de su medio ambiente.

Las mujeres se aburren del sexo con su pareja en el primer año de relación (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 10/01/2017

¿La vida en pareja tiende inevitablemente a la monotonía?

La vida en pareja puede resultar en una contradicción difícil de resolver. Por un lado, la sociedad y la cultura en que vivimos parecen encaminar al individuo a elegir una compañía sentimental y de vida, pero, por otro, esa misma elección puede tender hacia la monotonía por la obligación de exclusividad de la que suele venir acompañada.

En un estudio llevado a cabo por investigadores de distintas universidades inglesas y publicado recientemente en el British Medical Journal Open, se encontró cierta tendencia al aburrimiento entre las mujeres durante el primer año de una relación, específicamente a propósito de la vida sexual con su pareja.

La investigación, coordinada por Cynthia A. Graham del Departamento de Psicología de la Universidad de Southampton, consistió en analizar información estadística de 4 mil 838 hombres y 6 mil 669 mujeres con edades de entre 16 y 64 años que reportaron haber tenido una sola pareja sexual en el último año, esto en busca de indicios de pérdida de interés en la sexualidad dentro del ámbito de la vida en pareja. 

Entre otros elementos, los investigadores tomaron en cuenta las dificultades de tipo sexual reportadas por los encuestados, la sensación de lejanía emocional con respecto a su pareja durante el acto sexual y la facilidad para hablar sobre sexo.

Una vez que analizaron estos indicadores, el estudio encontró que si bien tanto hombres como mujeres pueden aburrirse de la vida sexual con su pareja, son sobre todo las mujeres quienes llegan primero a este hastío, en ocasiones incluso durante los primeros 6 meses de haber iniciado una relación. En este análisis, el 34% de las mujeres reportó una pérdida de interés en el sexo, mientras que tan sólo el 15% de los hombres manifestó esto mismo.

De acuerdo con el artículo donde se expone la investigación (que puede consultarse en este enlace), dicho fenómeno puede explicarse:

por la fatiga asociada al rol predominante de cuidadora, el hecho de que el estrés cotidiano parece afectar el funcionamiento sexual de las mujeres más que el de los hombres o posiblemente un cambio en el foco de atención hacia el cuidado de niños pequeños.

Igualmente, no puede descartarse el poco conocimiento que suelen tener los hombres de la sexualidad femenina y la predominancia cultural que ha tenido el placer sexual masculino en detrimento del femenino.

 

También en Pijama Surf: 

'Le Clitoris': todo lo que siempre quisiste saber de este fabuloso órgano de placer (DOCUMENTAL)

El ser humano es polígamo biológica y psicológicamente, confirman historiadores