*

X

Un ejercicio que destruye cualquier argumento contra el aborto

Salud

Por: pijamaSurf - 10/22/2017

Un valioso ejercicio para reflexionar en torno al largo debate sobre el aborto

El tema del aborto ha sido, sin duda, uno de los más polémicos en las últimas décadas, y en la danza argumentativa que se gesta en torno a él existen, como suele ocurrir en estos casos, buenos puntos de ambas partes. Evidentemente, el sector más "progresista" o liberal de la sociedad respalda la posibilidad de que una mujer pueda decidir, bajo ciertas directrices, sobre su propio cuerpo, mientras que del otro lado tenemos a los grupos que esgrimen el "valor de la vida" como razón tajante para empujar su prohibición. 

Hace poco el escritor estadounidense Patrick S. Tomlinson lanzó una pregunta que, a ojos de muchos, parece un argumento irrefutable en contra de quienes condenan el aborto aludiendo el derecho a la vida, bajo cualquier circunstancia, de un embrión. Esto ocurrió a propósito de una serie de cambios en los que la administración de Trump está incurriendo, algunos de los cuales han revivido en Estados Unidos el debate provida-prodecisión. 

A continuación te compartimos las ideas de Tomlinson, con el ánimo de detonar una reflexión al respecto –sin la intención de cambiar tu postura:

Es un escenario simple con dos posibles desenlaces. Nunca alguien quiere elegir uno de estos, por que la respuesta correcta destruye su argumento.

Pero SÍ hay una respuesta correcta en realidad, y es por esto que el público "provida" odia el ejercicio. 

Aquí va. Estás en una clínica de fertilidad. El por qué no importa. Suena la alarma de incendio. Corres hacia la salida. Mientras avanzas por el corredor escuchas a un niño llorar detrás de una puerta. La abres y encuentras a un niño de 5 años pidiendo ayuda. 

Está en una esquina del cuarto. En la otra esquina observas un contenedor con la leyenda "mil embriones humanos viables". El humo aumenta. Te comienza a sofocar. Sabes que puedes salvar a uno u otro, pero no ambos pues morirías intoxicado por el humo, y por lo tanto no podrías salvar a nadie.

Salvarías A) al niño, o B) los mil embriones. No hay "C", pues esta opción significa que todos mueren.

En una década de discutir contra los grupos antiaborto en torno a la definición de vida humana, jamás he obtenido una respuesta clara, a favor de A o B, ante esta pregunta.  

Jamás responden con honestidad porque todos entendemos instintivamente que la respuesta correcta es "A". La vida de un niño vale más que mil embriones. O 10 mil, o 1 millón. Porque no son lo mismo, ni moral, ni ética ni biológicamente. 

Si te encanta esta canción tienes mayores probabilidades de ser un psicópata

Salud

Por: pijamaSurf - 10/22/2017

Este par de canciones podrían indicar que tienes mucha o poca propensión a ser un psicópata

Durante las últimas décadas algo ocurre con la psicopatía en el imaginario, una especie de infatuación, como si de pronto todos temiéramos ser o estar cerca de una persona con este perfil psicológico. Quizá esto se deba a que estamos gobernados política y económicamente por (en su mayoría) sociopatas, o a que el egoísmo parece haber alcanzado niveles récord en los años recientes. En todo caso, parece que no sobra tener la habilidad de detectar a un psicópata cerca de nuestras vidas –con el riesgo implícito de que podamos encontrarlo en el espejo. 

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Nueva York, las personas con mayor propensión a la psicopatía advirtieron disfrutar de canciones como "No Diggity" de Blackstreet, y "Lose Youself" de Eminem. Anteriormente. un estudio realizado en el Reino Unido por Channel 4 determinó que este mismo perfil psicológico favorecía el rap y el heavy metal como opciones musicales –mientras que, curiosamente, frecuenta poco la música clásica y el jazz. Además, canciones como "My Sharona" de The Knack, se encuentran en el espectro de la música que menos le gusta a los potenciales psicópatas. 

Así que te invitamos a hacer la prueba, que obvio no es decisiva, pero en cambio podría aportar una pista más en tu proceso de autodeterminar si eres un o una psicópata... Y cuéntanos: honestamente, ¿cuál disfrutaste más? (no te vamos a juzgar).