*

X

Este es el período del año en que más personas terminan con su pareja (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 11/19/2017

El amor tiene su propio tiempo

El tiempo de nuestra mente y nuestra subjetividad no es siempre el mismo que el tiempo del calendario y los relojes. Cada persona vive, hasta cierto punto, a su propio ritmo, según sus propios ciclos, a veces en un tiempo continuo y a veces en saltos casi cuánticos que le hacen estar de golpe en esta o en otra realidad.

Dicho fenómeno es patente, entre otros aspectos de nuestra vida, en nuestras relaciones personales, las cuales siguen temporalmente una lógica propia.

Hace poco, el sitio de citas RedHotPie, con sede en Australia, pidió a mil 600 de sus usuarios que respondieran algunas preguntas sobre su relación de pareja, con el propósito de obtener información que ayudara a comprender el comportamiento personal en dicho ámbito.

Entre otros datos, se encontró que siete de cada 10 mujeres y casi seis de cada 10 hombres deciden terminar una relación poco antes de Navidad, en buena medida porque no sienten la intimidad necesaria para presentar a su pareja ante su familia durante dicha época festivo.

A propósito de esta encuesta, la sexóloga Nikki Goldstein, consultada por el sitio news.au, consideró que dicha decisión podría deberse también a cierto balance que tendemos a hacer respecto de nuestra vida cuando finaliza el año. Además de ponderar lo que hicimos y lo que hemos conseguido, también reflexionamos sobre lo que queremos para el año que comienza, es decir, nuestro futuro, y es posible que la pareja actual no salga bien librada de ese recuento.

Otros datos interesantes obtenidos de la encuesta revelaron que ocho de cada 10 personas (hombres y mujeres) se sienten más “aventurados sexualmente” cuando las condiciones climatológicas son cálidas, e igualmente, siete de cada 10 personas aceptan salir con alguien incluso sabiendo que podrían tener una cita con otra persona mejor.

 

También en Pijama Surf: Si te han dejado por alguien más tenemos buenas noticias (algo grande te espera, lo dice la ciencia)

Un ejercicio que destruye cualquier argumento contra el aborto

Salud

Por: pijamaSurf - 11/19/2017

Un valioso ejercicio para reflexionar en torno al largo debate sobre el aborto

El tema del aborto ha sido, sin duda, uno de los más polémicos en las últimas décadas, y en la danza argumentativa que se gesta en torno a él existen, como suele ocurrir en estos casos, buenos puntos de ambas partes. Evidentemente, el sector más "progresista" o liberal de la sociedad respalda la posibilidad de que una mujer pueda decidir, bajo ciertas directrices, sobre su propio cuerpo, mientras que del otro lado tenemos a los grupos que esgrimen el "valor de la vida" como razón tajante para empujar su prohibición. 

Hace poco el escritor estadounidense Patrick S. Tomlinson lanzó una pregunta que, a ojos de muchos, parece un argumento irrefutable en contra de quienes condenan el aborto aludiendo el derecho a la vida, bajo cualquier circunstancia, de un embrión. Esto ocurrió a propósito de una serie de cambios en los que la administración de Trump está incurriendo, algunos de los cuales han revivido en Estados Unidos el debate provida-prodecisión. 

A continuación te compartimos las ideas de Tomlinson, con el ánimo de detonar una reflexión al respecto –sin la intención de cambiar tu postura:

Es un escenario simple con dos posibles desenlaces. Nunca alguien quiere elegir uno de estos, por que la respuesta correcta destruye su argumento.

Pero SÍ hay una respuesta correcta en realidad, y es por esto que el público "provida" odia el ejercicio. 

Aquí va. Estás en una clínica de fertilidad. El por qué no importa. Suena la alarma de incendio. Corres hacia la salida. Mientras avanzas por el corredor escuchas a un niño llorar detrás de una puerta. La abres y encuentras a un niño de 5 años pidiendo ayuda. 

Está en una esquina del cuarto. En la otra esquina observas un contenedor con la leyenda "mil embriones humanos viables". El humo aumenta. Te comienza a sofocar. Sabes que puedes salvar a uno u otro, pero no ambos pues morirías intoxicado por el humo, y por lo tanto no podrías salvar a nadie.

Salvarías A) al niño, o B) los mil embriones. No hay "C", pues esta opción significa que todos mueren.

En una década de discutir contra los grupos antiaborto en torno a la definición de vida humana, jamás he obtenido una respuesta clara, a favor de A o B, ante esta pregunta.  

Jamás responden con honestidad porque todos entendemos instintivamente que la respuesta correcta es "A". La vida de un niño vale más que mil embriones. O 10 mil, o 1 millón. Porque no son lo mismo, ni moral, ni ética ni biológicamente.