*

X

¿No puedes independizarte ni conseguir un trabajo estable? Quizá eres un 'sinky'

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/20/2017

Esta podría ser la primera generación en décadas capaz de provocar el hundimiento socioeconómico de la sociedad

¿En cuántas comidas familiares no ha surgido el comentario de padres o tíos que afirman que a la edad de veintitantos ya eran capaces de mantener una familia y ser dueños de una casa, mientras que los jóvenes de ahora no pueden conseguir un trabajo lo suficientemente estable ni mantener a una familia como se solía hacer antiguamente? Parecería que se trata de una serie de comentarios clichés de personas mayores; sin embargo al contemplar superficialmente el panorama, es fácil encontrar una sutil relación entre la crisis económica a nivel mundial y el cada vez disminuido tamaño de las familias.

De acuerdo con Jorge Nuño, el secretario general de Cáritas Europa, una asociación que brinda apoyo a las personas con dificultades económicas, la crisis económica ha desencadenado una situación peculiar: la de los sinkiesSingle Income, No Kids, que quiere decir “Ingreso único, sin hijos”–, la cual se refiere a la de las parejas jóvenes sin hijos que trabajan, pero cuyos salarios apenas equivalen a un ingreso único suficiente o decente. Esta generación es “la primera en décadas que corre el riesgo de estar en peores condiciones que sus padres, lo que traerá profundas consecuencias para la cohesión social, los modelos sociales y los sistemas de protección social.” En otras palabras, es la primera generación en décadas que podría provocar el hundimiento socioeconómico de la sociedad “si no se toman medidas ahora”. 

A diferencia de los dinkies (término éste acuñado en la década de los 80 para describir las parejas que ganaban un doble ingreso y eligieron no tener hijos), los sinkies son una generación que no sólo podrían desear no tener hijos sino que son también jóvenes que no estudian ni trabajan o, de lo contrario, poseen estudios universitarios y “están atrapados en trabajos irrelevantes para sus estudios”. Es decir, no pueden afrontar los gastos que implica la autonomía, independencia o paternidad, pues la situación actual en el mundo no posee la capacidad de generar un mercado laboral capaz de aprovechar los recursos humanos disponibles. Como consecuencias, en palabras de Nuño, 

"Es probable que las generaciones más jóvenes tengan menos oportunidades y estén peor que sus padres, ya que los empleos son más escasos, los salarios más bajos y las condiciones de trabajo más deficientes. 

[…] Además, el estudio pone de manifiesto que las sociedades europeas han abandonado su compromiso con la cohesión social y están haciendo caso omiso a las generaciones más jóvenes. Pues son los jóvenes que a menudo son discriminados y tienen dificultades para acceder a derechos básicos, como el derecho a la vivienda y el derecho a acceder a un empleo de calidad.

[…] Asimismo, la prolongada crisis económica y los cambios posteriores introducidos en los mercados laborales han afectado más a los jóvenes, por ejemplo, en términos de contratos laborales, salarios, condiciones de trabajo y acceso a la protección social. Así como las dificultades para acceder a viviendas asequibles. En general, los gastos del alquiler, se están convirtiendo en una parte cada vez mayor de los gastos mensuales de los jóvenes.

[…] Crecemos a coste de empleo precario y la falta de calidad en el empleo impide tener un proyecto a futuro. Están atrapados en trabajos irrelevantes para sus estudios, con extremas malas condiciones laborales que recuerdan la situación inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial."

Entre otras consecuencias relacionadas con los sinkies parecen ser no sólo la pobreza y una prolongada crisis económica, también está la disparidad entre la misma población causando discriminación, inseguridad social y un aumento en el costo de salubridad. De hecho, según Nuño, las poblaciones con mayor vulnerabilidad a esta situación son la monoparentalidad –pues no recibe apoyo económico ni de crianza a lo largo de los años– y los jóvenes de hasta 30 años que no pueden emanciparse. Esto provoca una interrupción evidente en “una trayectoria que vitalmente es la que corresponde y trae consigo una falta de motivación y de esperanza de cara al futuro.”

Sin embargo, ¿cómo garantizar al pueblo el derecho legítimo a un salario adecuado, a una vida libre de miedo a la inseguridad o a la pobreza, a bienestar tanto físico como emocional, a ejercer el derecho a la reproductividad? Si bien los objetivos pueden llegar a ser ambiciosos, Cáritas Europa propone realizar “una estrategia integral y coordinada para prevenir y combatir la pobreza juvenil […] con un enfoque integrado para garantizar un nivel de ingresos mínimos que sea adecuado para llegar a fin de mes y llevar una vida digna”, pues de lo contrario las crisis a nivel tanto nacional como internacional podrían provocar el derrumbe de toda sociedad occidental tal cual como la conocemos. Mientras que la burocracia toma medidas y presta atención a otros asuntos, los sinkies se ven obligados a buscar más de dos trabajos de tiempo completo para “alcanzar el fin de mes” y pagar las deudas, tarjetas bancarias, urgencias de las mascotas o personas a cargo, renta, agua, luz, teléfono celular, Internet, comida y compras del supermercado, salidas o gustitos propios, la limpieza del hogar o alguna situación inesperada como casualmente perder las llaves de casa, la mensualidad del gimnasio o de los estudios, entre otros…

El polémico mensaje de la modelo Adriana Lima en contra de la superficialidad y objetificación femenina de la moda

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/20/2017

La supermodelo Adriana Lima considera que la vida de modelo no es "mentalmente sana" y que la industria contribuye a que las mujeres se sientan inadecuadas

La supermodelo Adriana Lima, de 36 años, una de las modelos más famosas del mundo y estrella de la marca de lencería Victoria's Secret, ha generado gran polémica con un post de Instagram en el que denuncia la superficialidad y las presiones a las que es sometida en el mundo de la moda y señala que no "es mentalmente sano" el trabajo de una modelo de lencería. El mensaje fue tomado por muchos medios como señal de que renunciaría a esta popular marca de lencería, aunque aparentemente Lima se refería a ciertas presiones para desnudarse a las que estuvo sometida en un trabajo reciente.

En el mensaje, Lima señaló que nunca más quitaría la ropa por una causa sin sentido. Dijo: 

Aunque he hecho muchas cosas de este tipo, algo cambió en mí cuando una amiga se acercó a mi para decirme que estaba descontenta de su cuerpo, lo cuál me hizo reflexionar sobre cómo cada día me levanto y me pregunto, ¿cómo me siento? ¿me aceptaran en mi trabajo. Y, en ese momento, me di cuenta que la mayoría de las mujeres probablemente intentar acoplarse a un estereotipo que la sociedad, las redes sociale, /la moda, etc., han impuesto...

Yo también tengo inseguridades, pero ya no tengo miedo de expresarlas. Son parte de mí. Mi trabajo me pone bajo mucha presión para verme de cierta forma, y estuve pensando en cómo las mujeres tiene que cargar tanto... Estoy cansada de imposiciones, nosotros como "mujeres" no podemos continuamente seguir viviendo en un mundo de valores tan superficiales, no es justo para nosotras... es física y mentalmente insano lo que la sociedad impone que debemos ser, cómo comportarnos, cómo vernos... Quiero cambiarlo, en el nombre de mi abuela, de mi madre, de todos mis ancestros que han sido etiquetados, presionados, mal entendidos. [La mujer] tiene que vivir conforme a la sociedad... Intentaré que eso cambie. Empezaré conmigo. No lo seguiré soportando... Estoy cerca de ti...

 

Según el sitio de paparazzi TMZ, Lima no renunciará a Victoria's Secret, por el contrario, piensa que la marca empodera a las mujeres. Esta es justo la estrategia de marketing de Victoria's Secret, cuyo show de lencería no sólo es disfrutado por hombres que ven a bellas modelos, sino que, sobre todo, es un gran éxito con jóvenes mujeres que ven a las supermodelos literalmente com roles a seguir, como personas que quiere ser -o al menos cuerpos que quieren tener-, con todo el glamour y el poder de ser sexys. Sin embargo, Victoria's Secret ha sido criticada fuertemente por promover una idea superficial de la belleza y, en general, de la vida. Asimismo, han sido criticada también por no ser incluyente en su publicidad y por generar problemas de autoimagen para jóvenes mujeres que buscan tener los cuerpos de estas modelos -cuerpos que se ven resaltados y embellecidos por fotógrafos, maquillistas, postproductores y demás arsenal de producción de imagen-. Es decir, modelos que en la vida real no son tan hermosas como en las imágenes. Así, las jóvenes buscan alcanzar cuerpos que ni siquiera existen en la realidad y se generan todo tipo de problemas, sobre todo trastornos alimenticios.

La polémica resulta a partir de que Lima crítica fuertemente la superficialidad de una industria y prácticas que la misma empresa en donde trabaja reitera. O, ¿acaso ponerse lencería para Victoria's Secret sí es una buena causa, llena de compromiso, humanismo y un mensaje positivo? Tal vez la empresa tiene valores internos muy buenos y demás. Quién sabe. Pero algunos bloggers han notado cierta contradicción en las palabras de Adriana Lima -quien estaría teniendo una crisis de conciencia después de 18 años desfilando en la pasarela de Victoria's Secret-. Palabras que, por otro lado, son interesantes, ya que expresa ideas que son compartidas por millones de mujeres y vienen de alguien que conoce bien la industria de la moda y es uno de sus iconos -e incluso ella es víctima de la inseguridad y demás-. Así que todo esto deja sentimientos encontrados. Por una parte es aire fresco que una supermodelo tan famosa reflexione sobre lo superficial de la industria y, por otro lado, parece que no es capaz de ver que la empresa que la paga buena parte de sus ingresos tiene las mismas prácticas objetificantes y supeficiales. Sería curioso ver qué dicen las feministas radicales --llenas de teoría crítica- de las palabras, hasta cierto punto ingenuas, aunque nobles, de esta modelo.